República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Mundiales

Tillerson asegura que acción militar contra Corea del Norte es una «opción que está sobre la mesa»

El secretario de Estado de EE.UU. sostuvo que la «paciencia estratégica» ejercida por Obama con Pyongang «se ha terminado» y que la mejor opción para Norcorea es abandonar su programa nuclear. SEÚL.- Una acción militar contra corea del Norte es una «opción que está sobre la mesa», afirmó el viernes en Seúl el secretario de […]




El secretario de Estado de EE.UU. sostuvo que la "paciencia estratégica" ejercida por Obama con Pyongang "se ha terminado" y que la mejor opción para Norcorea es abandonar su programa nuclear.
SEÚL.- Una acción militar contra corea del Norte es una "opción que está sobre la mesa", afirmó el viernes en Seúl el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson, tras visitar la zona desmilitarizada que divide a las dos Coreas.
"Desde luego que no queremos (...) un conflicto militar", dijo a la prensa, pero añadió: "Si (los norcoreanos) elevan la amenaza de su programa de armas nucleares a un nivel que consideramos que requiere una acción, entonces esta opción está sobre la mesa".
El titular de la diplomacia estadounidense sostuvo que la "paciencia estratégica" ejercida por el Gobierno Obama con Pyongang "se ha terminado" y que la mejor opción para el Ejecutivo norcoreano es abandonar su programa nuclear.
Al igual que como lo hizo durante su visita a Japón, Tillerson subrayó que Washington planea cambiar de rumbo su política hacia el régimen de Kim Jong-un, aunque tampoco ofreció más detalles al respecto.
Durante su intervención, el secretario de Estado tachó de "inapropiadas y problemáticas" las medidas de boicot económico de China hacia Corea del Sur por el despliegue en su territorio del escudo estadounidense THAAD -destinado a interceptar misiles norcoreanos pero criticado por Beijing por considerar que compromete su seguridad.
En ese sentido volvió a insistir en que el Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés), cuya instalación en el centro del país asiático comenzó la semana pasada, es una herramienta "defensiva".
Además de las tiranteces entre Beijing y Seúl a cuenta del escudo, la visita de Tillerson se produce en un momento de especial tensión en la península coreana.
Seúl y Washington realizan en estos momentos en territorio surcoreano sus mayores maniobras militares conjuntas hasta la fecha después de que Pyongyang, que ya respondió a estos ejercicios lanzando cuatro misiles balísticos el pasado 6 de febrero, efectuara un número récord de pruebas armamentísticas en 2016.
A esto se une el asesinato en febrero del hermano mayor del líder norcoreano en Malasia, del que Seúl ha acusado abiertamente a Pyongyang, que niega toda implicación.
Tillerson cierra mañana su gira asiática en Beijng, donde tratará de convencer a las autoridades chinas de la naturaleza puramente defensiva del THAAD y les pedirá que hagan uso de su influencia sobre Pyongyang para intentar que el régimen Juché (autosuficiencia) vuelva a sentarse a negociar su posible desnuclearización.

Noticias destacadas