República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Política

Trágico y decepcionante final de Donald Trump

El presidente estadounidense Donald Trump culmina su cataclismática administración propiciando una turbamulta de tígueres, como es él, asaltando Capitol Hill, en momentos que el Congreso sesionaba para declarar presidente electo a Joe Biden. La censurable iniciativa del presidente Trump contiene varias relevantes e históricas lecturas, la primera marca un precedente de un presidente turbero. Segunda, […]




El presidente estadounidense Donald Trump culmina su cataclismática administración propiciando una turbamulta de tígueres, como es él, asaltando Capitol Hill, en momentos que el Congreso sesionaba para declarar presidente electo a Joe Biden. La censurable iniciativa del presidente Trump contiene varias relevantes e históricas lecturas, la primera marca un precedente de un presidente turbero. Segunda, negativo mensaje planetario a gobernantes democráticos, procedente de un país que se arroga la facultad que nadie le ha concedido, de liderar la democracia mundial, que nació con sus llamados Padres Fundadores disponiendo de esclavos en sus estancias, comenzando por George Washington. Tercera, decepcionante conclusión de un gobernante acostumbrado a ganancias en inversiones inmobiliarias non sanctas, con fallas en declaración de impuestos, interpretando que el Estado era una prótesis de sus andaduras empresariales, demostrando que no acepta ni sabe perder. Con su cuestionable y censurable proceder, el presidente Trump reavivó el recuerdo a los dominicanos en las traumáticas elecciones de 1978, cuando el presidente Joaquín Balaguer pergueñó en no reconocer el triunfo de Antonio Guzmán, proceder incivil común en los subdesarrollados, nunca, hasta ahora, en la sociedad ufanada cuna de oro de la democracia moderna, relevo de la antigua Hélade. El elector norteamericano fue cauto y sabio en rechazar continuar en el poder a Trump en las elecciones de noviembre, percatado de su insondable yoísmo, que camuflaba “Estados Unidos primero”, cuando en el mensaje subyacía trepidantemente mudo: “Trump primero”. Con un legado de caos dejado por Trump, el próximo presidente Joe Biden, sorteará los embrollos con Xi Yin-ping, Vladimir Puttin, Unión Europea, Palestina, Afganistán, Iraq, Caracas, Managua y la ancestral espina habanera. PorUbi Rivas.

Noticias destacadas