República Digital - Indotel Anuncio

06 de mayo del 2021

Turismo

Turismo y Comunicación: gran poder, gran responsabilidad

Aunque estaba consciente del axioma, la información es poder, al ingresar a la Asociación Dominicana de Prensa Turística (ADOMPRETUR) pude vincularlo al sector turístico. Así entendí que cualquier información que redactase o publicase sobre este tema podía influir, positiva o negativamente, uno de los principales sectores económicos del país, que aporta más del 7% del […]




Aunque estaba consciente del axioma, la información es poder, al ingresar a la Asociación Dominicana de Prensa Turística (ADOMPRETUR) pude vincularlo al sector turístico. Así entendí que cualquier información que redactase o publicase sobre este tema podía influir, positiva o negativamente, uno de los principales sectores económicos del país, que aporta más del 7% del PIB. No se trata de autocensurarse, sino de aplicar los protocolos, evitando tentaciones de prisas o “palos” periodísticos. Por eso, aunque no puedo asegurar, porque no he visto pruebas, que formaran parte de una campaña internacional de descrédito las publicaciones seriadas de muertes de turistas estadounidenses en hoteles dominicanos de la región Este, con lo que sí corroboro es que exponerlas como muertes misteriosas (ya luego los ministros de Salud y de Turismo aclararían que se trataron de fallecimientos naturales o vinculados a condiciones médicas de esas personas), afecta la industria sin chimenea de RD. Ser justo y ético, implicaba considerar que el año pasado, 3.2 millones de visitantes provenían de EE.UU y que lejos de aumentar, como se proyectó en medios internacionales, en los últimos años se redujo en un 56% la cantidad de estadounidenses fallecidos en República Dominicana, algo reconocido por sus mismas autoridades. Y aunque por ética deberían hacerlo, de medios y periodistas internacionales, como la cadena Fox, por ejemplo, que habló hasta de que los resorts dominicanos deberían ser forzados a cerrar, uno no espera mucho (al olmo no se le pide peras), sí pienso que los medios y periodistas locales debemos observar estos aspectos, reitero, no como coacción, sino cumpliendo rigurosamente manejos protocolares que van desde pautas elementales como confirmar bien la fuente (algo ineludible en tiempos de Posverdad y Fakes News) y diversificar, consultando fuentes oficiales gubernamentales y empresarios del sector; y haciendo distinciones obvias, como que no es lo mismo el nivel de inseguridad ciudadana en el país, que en los polos turísticos. No obstante, las crisis traen oportunidades. Esta puede servir para muchas cosas: para que los ciudadanos entiendan la importancia del turismo para la economía nacional, una muestra fue como se convirtieron en voceros y embajadores naturales a través de iniciativas como #BeFairwithRD; para que las autoridades gubernamentales y empresariales sigan mejorando el modelo: diversificándolo más allá del turismo de sol, playa y hoteles, haciéndolo más inclusivo (desde el punto de vista del desarrollo socioeconómico de las comunidades y los empleados); y para que seamos más estratégicos. Eso cruza por empoderamientos sectoriales e institucionales, que además de la ciudadanía común, deben seguir incluyendo a la prensa dominicana, porque en algo hemos de estar contestes, un gran poder equivale a una gran responsabilidad y la prensa hoy día sigue siendo un poder importante. Por: Millizen Uribe.

Noticias destacadas