Turismo

¿El mar se ha comido la arena en Miami Beach? Esta costosa solución revertirá la tendencia

Las autoridades de Miami Beach no pueden ponerse de acuerdo sobre qué hacer ante el cambio climático.


Miercoles, 15 de Enero de 2020

Las autoridades de Miami Beach no pueden ponerse de acuerdo sobre qué hacer ante el cambio climático. Pero una forma de mantener protegidos, al menos por ahora, los edificios de apartamentos, es crear algo que separe los condos del aumento del nivel del mar.

Eso significa agregar más arena a la playa, arena por un valor de $16 millones.

Para compensar la erosión provocada por el aumento del nivel del mar y las tormentas, cuatro tramos de playa en Miami Beach recibirán a partir de esta semana miles de toneladas de arena financiada por el gobierno federal.

Las cuadrillas colocaran 100 camiones de arena todos los días, por un total de 61,000 toneladas. La arena viene en camiones desde el Condado Hendry, al este de Fort Myers, cortesía del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, que regularmente vierte arena a lo largo de la costa del Condado Miami-Dade.

Los cuatro tramos donde se depositará la arena están en las calles 65, 55, 44 y 27. Los vecinos y visitantes tendrán acceso a la playa alrededor de las zonas de vertido hasta que el trabajo se complete en junio.

La primera fase del proyecto concluirá el 18 de marzo, y entonces las cuadrillas se mudarán al sur. La segunda fase irá del 2 de marzo al 20 de abril, y la tercera del 2 de abril al 29 de mayo, y la cuarta y última, en la Calle 27, será del 11 de mayo al 5 de junio.

En otros tramos necesitados, en las calles 44 y 55, la arena se vertió entre agosto de 2016 y marzo de 2017.

En 2018, Miami-Dade completó un vertido de emergencia de arena entre las calles 66 y 68 después que el viento y la lluvia del huracán Irma afectó seriamente la costa.

El Dr. Stephen Leatherman, profesor de Medioambiente en la Universidad Internacional de la Florida, dijo que las alternativas a verter arena en la playa incluyen crear arrecifes cerca de la costa, que costarían “cantidades significativas” o usar tecnologías especiales para mantener más tiempo la arena en su lugar.

Proyectos recientes de vertido de arena en playas en Miami Beach por lo general han consistido en traer la arena en camiones desde la región central del estado. Una ley federal prohíbe a los gobiernos locales importar arena de lugares como las Bahamas, que sería más barato.

Las obras comenzaron el 2 de enero en el tramo de playa de la calle 65, y las primeras cargas de arena se colocaron el miércoles. El contratista, Eastman Aggregate Enterprises, está trabajando en Miami Beach siete días a la semana de 7 a.m. a 11 p.m.

Una vez que el proyecto concluya en junio, las playas parecerán más amplias y saludables, y la línea de la costa más recta.

Leatherman, conocido como el Dr. Playa por sus conocimientos en la ecología costera, dijo que se escogieron estas áreas se están erosionando más rápido que el índice promedio en Miami Beach, que es aproximadamente un pie por año.

“El área tratada con arena nueva no se adentrará en el mar, sino que la arena de usará para llenar un “hueco” en la playa”, dijo.

Estas zonas “deben tratarse continuamente para mantener una playa lo suficientemente ancha para el uso recreativo y para proteger la infraestructura”, como hoteles, caminos y dunas, expresó en un email.

El experto agregó que la arena “se saca de depósitos muy antiguos”, en su mayoría de material de cuarzo. La arena de la playa es en lo fundamental carbonato de calcio, el producto de dragas los depósitos de coral y arena entre los arrecifes de coral frente a la costa hace unos 40 años, explicó.

“La arena de cuarzo tiene un grano de tamaño y blancura similares a la arena de carbonato, de manera que los que van a la playa no notan la diferencia”, dijo Leatherman.

El proyecto en Miami Beach es parte de un Proyecto de Control de la Erosión y Protección contra Huracanes de Miami-Dade, que se financió en 2018, según una portavoz del Cuerpo de Ingenieros en el sur de la Florida.

La mayor parte de presupuesto de $158 millones del proyecto irá a Bal Harbour y Sunny Isles, y también se verterá arena en Surfside.

En Surfside, las cuadrillas comenzaron a verter arena en agosto de 2019, unas 66,000 toneladas a lo largo de toda la playa de esa zona, entre la 87 Terrace y la calle 96. El trabajo allí concluirá aproximadamente en abril.

La actividad en Bal Harbour, que debe comenzar en julio, abarcará dragar un máximo de 48,000 toneladas de arena del Baker’s Haulover Inlet, el banco de arena Baker’s Haulover y el Canal Intracostero, y de un depósito de arena más al norte si hace falta. Esa arena de colocarán en la playa desde la ensenada hasta la calle 96.

La fase final comenzará en noviembre en Sunny Isles. El plan puede incluir más de 200,000 toneladas de arena que se colocarán a lo largo de la playa. En áreas de Miami Beach que exigen más atención, se colocará arena que sobre al norte de Government Cut, dijo el Cuerpo de Ingenieros.

Los proyectos en Bal Harbour y Sunny Isles costarán significativamente más que los de Miami Beach y Surfside, dijo el Cuerpo de Ingenieros, debido a la cantidad de arena y la dificultad de extraerla, junto con estudios federales necesarios para estos proyectos.

Miami-Dade County reubicará nidos de tortugas si es necesario y monitoreará la costa a diario para determinar la presencia de aves migratorias y tortugas. La construcción se detendrá si hay presencia de tortugas marinas en cualquier momento. Las tortugas por lo general comienzan a llegar el 1 de mayo.