Turismo

Hitos turísticos


El turismo está conquistando la atención de algunas instancias nacionales, privadas y estatales, que solían ignorarlo. Eso sugiere que, aunque todavía le damos la espalda al mar, hemos comenzado a valorar sus playas y el aporte económico que viene por añadidura. Que el nivel de concientización sobre su importancia ha logrado altos peldaños lo atestiguan un numero de “producciones” sobre el tema que se han presentado en los últimos meses. Aunque todas tengan sus luces y sus sombras, algunas son trabajos muy profesionales y bien logrados.

Lo más impactante ha sido la irrupción de los bancos privados. El Banco Popular, el Banreservas, el Banco BHD Leon y el Scotiabank han acumulado carteras de crédito que en total sobrepasan por mucho el billón de dólares. Tanto el Popular (https://www.popularenlinea.com/turismo) como Banreservas  (https://www.arecoa.com/banca/2018/06/04/banreservas-presta-80-cartera-creditos-al-sector-turismo/) tienen impresionantes portales sobre sus servicios sectoriales (https://www.popularenlinea.com/turismo  y  (https://www.banreservas.com/sector-turismo). Banreservas incluso ha firmado un acuerdo de colaboración con ASONAHORES (https://www.banreservas.com/articulos/banreservas-y-asonahores-firman-acuerdo-para-impulsar-el-desarrollo-del-turismo).   Pero el Banco Popular lidera con US$800 millones en financiamientos  (https://listindiario.com/economia/2018/01/19/499268/cartera-para-turismo-fue-de-us-800-millones).

Una de las actividades sobresalientes del Popular y de Banreservas es su participación en ferias de promoción turística en el exterior y en la DATE de Bávaro. Pero localmente ha sido el Popular quien recientemente ha deslumbrado con la puesta en circulación de tres impresionantes libros sobre el turismo. Primero fue “Ecos de la Costa”, un original y vistoso libro de fotos y texto de la autoría de Domingo Marte, quien caminó todo el litoral dominicano durante año y medio para eso. Luego apareció un reporte estadístico de corte promocional titulado “Turismo Dominicano, Un Mar de Oportunidades”. El último fue “Turismo Dominicano: 30 Anos a Velocidad de Crucero”, engalanado con la prosa de Pedro Delgado Malagon.

De estos tres libros se destaca “Ecos” por ser un útil libro educativo. Los otros dos son más bien panfletos promocionales, aunque sus gráficos y fotografías sean muy bien logrados.  El libro de Delgado Malagon fue presentado en compañía de un video del cineasta Juan Basanta, también de corte promocional, que deslumbra por las exquisitas y creativas tomas y los escenarios escogidos.  “Ven, vive experiencias nuevas” es tal vez el mejor video turístico promocional que jamás se haya realizado para nuestro país y debe ser usado en las ferias y eventos internacionales con esos fines. Las cápsulas que incorpora de prominentes inversores turísticos revela el interés del Banco, mientras la proyección idílica de los ambientes marinos y los resorts se quedó coja al pasar por alto la población nativa de color.

El Banco BHD Leon, por su parte, también ha patrocinado un documental titulado “Hay un país en el mundo” cuyos fines son diferentes. Fue concebido como un legado a la sociedad “para promover los valores que nos definen como pueblo”, además de que resalta el rol de las mipymes.  Mientras el del Popular fue hecho con un público extranjero en mente, el del BHD Leon presenta la música y el pueblo dominicano para promover entre nosotros el orgullo por lo nuestro. Son dos videos muy diferentes porque fueron concebidos con diferentes fines y tal vez porque el BHD Leon no asiste a las ferias internacionales como lo hace el Popular todos los anos.

En la oleada de producciones bancarias deberá destacarse también el reporte de 87 páginas “Importancia y Evolución del Turismo en la Republica  Dominicana 2012-2017” elaborado por un grupo de técnicos del Banco Central liderados por Olga Diaz (https://gdc.bancentral.gov.do/Common/public/sala-de-prensa//documents//bc20181017-importancia.pdf). Aunque el reporte se limita a presentar y leer estadísticas y no incurre en análisis sofisticados de mercado, es sin duda el mejor documento técnico que jamás haya producido una entidad estatal sobre el sector turístico. Sorprende que a estas alturas del juego deba ser el Banco Central y no MITUR quien produzca este tipo de reporte.

Hay que decir, sin embargo, que el MITUR tiene ya un tiempo produciendo el “Barómetro Turistico” trimestralmente desde el pasado año (//mitur.gob.do/config/2018-barometro-turistico/). El Viceministerio Técnico se ha lucido con un útil boletín que cubre un resumen del informe de gestión del Ministerio y los parámetros principales del comportamiento del sector, incluyendo llegadas de turistas y cruceristas, la ocupación hotelera, proyectos de inversión e ingresos. Ese boletín supera el grado de profesionalidad de los añejos boletines de ASONAHORES. Pero falta que el Banco Central transfiera al MITUR o la ONE la responsabilidad por las estadísticas sectoriales para que estos boletines dejen de basarse básicamente en los datos bancentralianos. El Programa de Fomento al Turismo de la Ciudad Colonial tiene un subproyecto para esa reubicación, pero no se termina de poner en ejecución.

En los últimos tiempos se nota además una dispersión institucional entre las agencias públicas sectoriales. Lo más sorprendente ha sido que el manejo de un futuro desarrollo de Bahía de las Águilas se haya puesto a cargo del Ministerio de la Presidencia y de Banreservas. Como eso se anunció hace un par de anos y nada ha sucedido, la mirada habría que echarla a la intervención del Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes, cuyo Viceministerio de Mipymes ha incursionado en la realización de dos proyectos turísticos.  El primero tuvo como objetivo capacitar a diferentes estamentos de Pedernales para que estén preparados para el desarrollo turístico, mientras el segundo ha sido la elaboración de un reporte titulado “Oportunidades de las Mipymes Dominicanas en el Sector Turismo” (https://micm.gob.do/images/pdf/publicaciones/libros/informes/Informe_Asonahores_Oportunidades.pdf ). Aunque útiles, ambas incursiones dejaron ver fortalezas y debilidades y tal vez para lo último debió buscarse el auxilio del MITUR.

Finalmente, ha sorprendido que el Banreservas haya patrocinado el Primer Congreso Internacional sobre Turismo Responsable y Sustentable (https://listindiario.com/la-republica/2018/03/18/506899/concluye-el-congreso-internacional-de-turismo-responsable-y-sustentable), un evento coordinado por Altagracia Paulino, antigua incumbente de Proconsumidor. El patrocinio fue lo suficientemente generoso como para que se pudiera poner en circulación un libro de “Ponencias, Conclusiones y Recomendaciones”. En tal evento el MITUR también estuvo ausente.

La reseña de estos últimos hitos no hoteleros del sector turístico revela que la actividad va calando hondo en la conciencia de los dominicanos. Esperemos que todo sea para bien.