República Digital - Indotel Anuncio

18 de abril del 2021

Mundiales

Un destacado republicano promueve una ley para proteger al fiscal de la trama rusa

El jefe del Comité Judicial del Senado quiere votar el jueves una propuesta que limitaría el despido de Mueller. El jefe del Comité Judicial del Senado, el republicano Chuck Grassley, acelera sus planes para proteger al fiscal especial que investiga la trama rusa. El legislador quiere que el comité celebre el jueves una votación a una […]




El jefe del Comité Judicial del Senado quiere votar el jueves una propuesta que limitaría el despido de Mueller.

El jefe del Comité Judicial del Senado, el republicano Chuck Grassley, acelera sus planes para proteger al fiscal especial que investiga la trama rusa. El legislador quiere que el comité celebre el jueves una votación a una propuesta de ley que frenaría un posible despido de Robert Mueller, según explicó Grassley a la cadena CNN. En los últimos días, la Casa Blanca ha avivado la especulación sobre si el presidente Donald Trump podría echar a Mueller al considerar que se está extralimitando de sus funciones después de que el FBI registrara las oficinas del abogado personal del republicano.

La norma, que debería ser aprobada después por el pleno del Senado, retrasaría 10 días cualquier orden de despido de Mueller. Durante ese periodo, el fiscal especial podría recurrir su cese ante un panel de tres jueces federales y no podría alterarse ningún documento de las pesquisas.

Mueller investiga si el entorno de Trump pudo coordinarse con los esfuerzos rusos para ayudarle a ganar las elecciones presidenciales de 2016. También indaga en si el mandatario pudo haber cometido un delito de obstrucción a la justicia al despedir en mayo de 2017 al entonces director del FBI James Comey, que lideraba las pesquisas a la injerencia electoral de Moscú.

Los movimientos de Grassley para blindar a Mueller evidencian el creciente nerviosismo en las filas del partido de Trump ante su amenaza velada de despedir al fiscal especial, lo que abriría una crisis política sin precedentes al entrometerse en un proceso judicial. Pero las posibilidades de que la ley avance son una incógnita. Cualquier miembro del Comité Judicial puede retener la propuesta legislativa y posponer una semana la votación. Además, la cúpula republicana del Senado se muestra reticente ante esa ley dado que sería un desaire mayúsculo a Trump. Eso pone en duda que, en caso de llegar a someterse a un voto en el pleno de la Cámara Alta, la norma tenga apoyos suficientes para ser aprobada.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, insistió este miércoles en que Trump está “profundamente preocupado” por la “dirección” de la investigación del fiscal especial. Sanders dijo que en este momento el mandatario no tiene previsto despedir a Mueller ni a Rob Rosenstein, el número dos del Departamento de Justicia y la persona que designó al fiscal especial el año pasado después de que el presidente echara al jefe del FBI.

El día antes, la portavoz aseguró que Trump tiene el “poder” de despedir a Mueller. El presidente calificó de “caza de brujas” el registro del FBI, el lunes, a las oficinas de Michael Cohen, su abogado personal. La acción, autorizada por Rosenstein, tenía como objetivo encontrar pruebas relacionadas con los pagos a mujeres que aseguran haber tenido encuentros sexuales con Trump hace una década.

Noticias destacadas