20 de octubre del 2021

Mundiales

Un hombre demanda a los investigadores que, con pruebas fabricadas, lo enviaron 37 años a prisión por un homicidio que no cometió

Robert DuBoise después de ser liberado de la prisión en Bowling Green, Florida. 27 de agosto de 2020.DMartha Asencio-Rhine / AP En la querella presentada contra cuatro oficiales y un médico forense, el demandante también exige una compensación de 1,85 millones de dólares por el tiempo que pasó tras las rejas de manera injusta. En Estados […]




Robert DuBoise después de ser liberado de la prisión en Bowling Green, Florida. 27 de agosto de 2020.DMartha Asencio-Rhine / AP

En la querella presentada contra cuatro oficiales y un médico forense, el demandante también exige una compensación de 1,85 millones de dólares por el tiempo que pasó tras las rejas de manera injusta.

En Estados Unidos, un hombre que fue liberado en agosto de 2020 tras pasar más de 35 años en prisión por un crimen que no cometió, ha presentado una demanda contra los exoficiales de la Policía de Tampa, en Florida, y el dentista forense que participaron en la investigación que resultó en su condena, informa la agencia AP.

En la querella presentada esta semana por Robert DuBoise ante un tribunal federal estadounidense, el demandante acusa a tres exdetectives, a un exsargento y a un dentista forense de fabricar pruebas en su contra, entre ellas la marca de mordida que lo implicaban falsamente en el homicidio y violación de Barbara Grams en 1983.

Durante las indagatorias, investigadores notaron una herida en la mejilla de la mujer asesinada, que confundieron con una lesión dejada por el atacante al morderla, por lo que tomaron moldes dentales de los sospechosos en cera de abeja, material no autorizado para realizar este tipo de procedimientos. Tras analizar las impresiones dentales, el dentista Richard Souviron, ahora demandado, testificó en calidad de experto que la mordedura de DuBoise coincidía con las halladas en la víctima.

«La única prueba física que lo implicaba era una prueba fabricada que, supuestamente, asociaba a DuBoise con una lesión en el cuerpo de la víctima. De hecho, la lesión de la víctima no era en absoluto una marca de mordisco humana», apunto Daniel Marshall, abogado de la parte acusadora, en el recurso judicial interpuesto.

Asimismo, la causa legal señala que los agentes conspiraron con informantes de la cárcel para implicar falsamente al sospechoso en el asesinato, además de manipular pruebas en contra del supuesto homicida, por lo que se les acusa de mala praxis en el manejo de su caso.

Tras ser hallado culpable de los crímenes que se le imputaron, DuBoise, que fue arrestado con 18 años, fue condenado a la pena capital, sentencia que fue reducida en 1988 a cadena perpetua, hasta que finalmente fue exonerado en 2020, después de que la Unidad de Revisión de Condenas de la Fiscalía estatal del condado de Hillsborough localizó muestras de ADN no analizadas de un kit de violación del caso, las cuales no coincidían con el material genético del acusado.

Ahora, con 56 años, el afectado busca una indemnización de 1,85 millones de dólares por los daños y perjuicios producidos durante los 37 años que pasó tras las rejas injustamente. Sin embargo, la legislación que facultaría al estado a otorgar este tipo de reparaciones es discutida por el Legislativo de Florida, por lo que depende de su aprobación para recibir una compensación por lo sufrido.

Noticias destacadas