República Digital - Indotel Anuncio

08 de mayo del 2021

Mundiales

¿Una nueva guerra? 3 posibles desenlaces de la peligrosa crisis en torno a Catar

  Doha podría depender más de los socios que le quedan si una solución diplomática no pone fin al aislamiento del país. Mientras tanto, el peor escenario sería una guerra, asevera un analista de ‘Forbes’. Catar está tratando de «encontrar un camino» para salir del aislamiento «súbito y económicamente peligroso» impuesto por sus vecinos de […]




 
Doha podría depender más de los socios que le quedan si una solución diplomática no pone fin al aislamiento del país. Mientras tanto, el peor escenario sería una guerra, asevera un analista de 'Forbes'.
Catar está tratando de "encontrar un camino" para salir del aislamiento "súbito y económicamente peligroso" impuesto por sus vecinos de Oriente Medio, por su supuesto apoyo a grupos terroristas, escribe el analista Ralph Jennings. En su nuevo artículo para 'Forbes', este experto presenta tres posibles escenarios del desarrollo de los acontecimientos en la region, de los cuales el peor es una guerra.

1. Catar depende más de los socios restantes

Aunque diez países habían cortado las relaciones diplomáticas con Catar para el sábado, Turquía prometió el viernes que ayudara a Doha con alimentos y medicinas, al igual que Irán, que ya ha enviado casi mil toneladas de alimentos a Catar. Filipinas una importante fuente de mano de obra para Catar indico el miércoles que aliviará la prohibición impuesta anteriormente a los nuevos trabajadores migrantes que se dirigen a Catar, mientras que la India también podrá proporcionar un apoyo, señala el autor del artículo, agregando que "por lo tanto, Catar mantendrá una línea de vida abierta". "Catar tiene otras opciones para la importación de alimentos, como la frontera marítima catar­-irán y el espacio aéreo que los catares todavía pueden usar", explica Giorgio Cafiero, CEO de la consultora de riesgo político Gulf State Analytics, con sede en Washington.
Cafiero estima que, aunque la importación por vi­a aérea es más cara que por vi­a terrestre a través de Arabia Saudita, "Catar tiene los medios financieros para hacer frente a esto".

2. Países hostiles de Oriente Medio negocian con Catar

Cafiero indica que vecinos neutrales como Kuwait y Omán están buscando una solución al problema en torno a Catar. Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, insto la semana pasada a Arabia Saudita, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos a que aliviaran el bloqueo contra Doha, y señal que una cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo deberá buscar una solución. Catar es "el hogar de la base aérea de Al Udeid", desde la cual aviones militares estadounidenses y británicos vuelan para bombardear objetivos del Estado Islámico, recuerda Ameer Ali, profesor de la Escuela de Negocios y Gobernanza de la Universidad de Murdoch en Australia. Para Ali, "esta es la razón" por la cual el presidente estadounidense, Donald Trump, "está ahora desesperado por encontrar una solución" a la crisis.

3. Comienza una guerra

Finalmente, el Último posible desenlace es una guerra. Catar puede "defender su presunto apoyo" a Hamas y los Hermanos Musulmanes. Entonces, los detractores de esos grupos, como Arabia Saudita, "se enojarán, aumentando la presión diplomática o económica" sobre Doha. Como consecuencia, uno de los presuntos grupos terroristas que apoya podrá "sentir la presión y bombardear algo en alguna parte". Catar "asumirá la culpa y podría ser golpeado nuevamente", asevera el analista. A su vez, Ameer Ali recuerda que "Arabia Saudita también ha "financiado a grupos terroristas como Al Qaeda, los talibanes y Lashkar-e-Toiba", y se pregunta: "Está viendo la paja en el ojo ajeno?"
  • El 5 de junio, Arabia Saudita, Egipto, EAU y Barein cortaron lazos diplomáticos con Catar por considerar que ese país proporciona ayuda y financiación a organizaciones terroristas. Posteriormente, Yemen, Libia, Maldivas, Mauricio, Mauritania y Comoras se unieron a esta medida, mientras que Yibuti redujo su representación diplomática en territorio catarí­.
  • Al boicoteo de Catar también empezaron a unirse otros países africanos. El 10 de junio, las autoridades de Ni­ger anunciaron que habían retirado a su embajador en Doha en solidaridad con los países Árabes. Chad y Senegal también anunciaron la retirada de sus representantes diplomáticos en Catar, mientras que Gabon critico las políticas de este país del golfo Pérsico.

Noticias destacadas