República Digital - Indotel Anuncio

11 de mayo del 2021

Opinión

¿Vender Punta Catalina?.-

  Que el gobierno del PLD y Danilo Medina autoricen la venta de la termoeléctrica Punta Catalina a empresarios privados no tiene ninguna justificación técnica ni económica en estos momentos. Es cierto que en diciembre del 2015 Danilo Medina invitó públicamente al sector privado a invertir en Punta Catalina, pero eran tiempos de serias incertidumbres […]




 

Que el gobierno del PLD y Danilo Medina autoricen la venta de la termoeléctrica Punta Catalina a empresarios privados no tiene ninguna justificación técnica ni económica en estos momentos.

Es cierto que en diciembre del 2015 Danilo Medina invitó públicamente al sector privado a invertir en Punta Catalina, pero eran tiempos de serias incertidumbres financieras para el proyecto fruto del impacto negativo del escándalo de Lava Jato en Brasil, que paralizó el crédito internacional de Odebrecht y, por otro lado, de las medidas del gobierno de Obama y del Banco Mundial que prohibían el financiamiento, desde sus respectivas arcas, a la construcción de proyectos eléctricos basados en carbón mineral.

Que en un contexto como ese el gobierno intentara forjar sociedad con inversionistas privados para terminar a Punta Catalina quedaba justificado, pero ahora, con la central a punto de iniciar su producción comercial no se justifica.

Y no se justifica porque aunque Punta Catalina fue construida a un costo exagerado, y en el marco de un proceso de escasa transparencia, debido a que producirá con carbón mineral a bajísimo precio relativo de generación, ella siempre venderá su energía a precio ventajoso para asegurar notable renta y la venta del 100% de su producción diaria.

En otras palabras, en el corto y largo plazo Punta Catalina podría generar beneficios económicos netos para el Estado dominicano.
Solo basta un ejemplo, en estos días en el mercado spot una planta de carbón tipo Itabo y Barahona declaran costos de producción entre tres y cuatro centavos de dólar por kilovatio hora, mientras que les están pagando a precio de la última que entra en línea que ronda los doce centavos.

En otras palabras, sea vendiendo en el mercado spot o mediante contrato a precio “fijo” Punta Catalina siempre venderá con gran ventaja en el mercado eléctrico dominicano. Por esa razón, entre otras, es que vender a Punta Catalina significaría haber endeudado abundante y dolorosamente al pueblo dominicano para ahora hacerle un tamaño regalito al sector privado, mismo que peyorativamente les llamaban desde el PLD y su gobierno “el cartel de los generadores”.

Por:

Antonio Almonte.

Noticias destacadas