República Digital - Indotel Anuncio

23 de abril del 2021

Opinión

Venezuela hoy

Luis Encarnación Pimentel. Sobre la actual  crisis, acogemos un análisis del doctor Cristino del Castillo, especialista en política internacional: “La alta votación en la OEA contra el gobierno de Maduro refleja el dramático cambio en la correlación de fuerzas producido en la región a favor del conservadurismo. Los estrategas venezolanos no fueron capaces de darse […]




Luis Encarnación Pimentel.
Sobre la actual  crisis, acogemos un análisis del doctor Cristino del Castillo, especialista en política internacional: “La alta votación en la OEA contra el gobierno de Maduro refleja el dramático cambio en la correlación de fuerzas producido en la región a favor del conservadurismo. Los estrategas venezolanos no fueron capaces de darse cuenta del riesgo que corrían al radicalizar sus posiciones en un contexto político regional cada vez más adverso. Y desaprovecharon la gran oportunidad que le brindó la República Dominicana (y Leonel y Danilo, agregamos) para llegar a acuerdos con la oposición que permitieran la celebración de elecciones competitivas. Era la vía racional que aconsejaba el momento para evitar las dudas sobre la legitimidad del gobierno. Si Maduro en aquel entonces hubiera aceptado las principales demandas de la oposición, que no eran descabelladas, la hubiera dejado totalmente desarmada desde el punto de vista político, y hubiera provocado la profundización de las contradicciones del bloque opositor, seriamente desgastado en ese momento, debido al fracaso de las protestas que escenificó durante varios meses en distintos lugares del país sin resultado alguno. Maduro prefirió el camino contrario: adelantó la fecha de las elecciones, proscribió algunos partidos e invalidó, con distintos argumentos, candidaturas independientes, sentando así las bases para los cuestionamientos legales a su gobierno y para el aislamiento que actualmente padece. Maduro escogió ese camino pensando en la posibilidad de replicar la experiencia cubana. Olvidó que el mundo de hoy es totalmente diferente, que si bien es cierto que las grandes potencias continúan privilegiando sus intereses geoestratégicos, no menos cierto es que en el mundo actual la política hay que ejercerla respetando los principios de la pluralidad y la participación equitativa. Aprovechando eso, la izquierda latinoamericana supo ganar elecciones e impulsar transformaciones importantes. Pero es una locura pensar que un proyecto de nación incluye, como condición imprescindible, la permanencia indefinida de un partido político en el poder. Maduro le declaró la guerra al sector empresarial, propiciando la más espectacular fuga de capitales que se haya producido jamás. De Venezuela no solo han huido los capitales, sino también los desempleados, la gente sencilla del pueblo, que hoy mendiga por las calles de muchos países de la región para sobrevivir. (...)  Hubiera preferido la abstención dominicana en la OEA. Pero, aunque no reconoce a Maduro, la posición se diferencia de la de otros países, porque plantea una solución basada en un diálogo que lleve a celebrar elecciones competitivas (...) Publica martes y sábado

Noticias destacadas