República Digital - Indotel Anuncio

16 de mayo del 2021

Tecnología

Whatsapp y Ley

Durante estos días, algunos textos o notas de voz que se han enviado por “Whatsapp” o “Whassap”, que recogen conversaciones entre personas sobre hechos que han ocurrido y que han tenido notoriedad pública, me recuerda una expresión que siempre les advierto a mis estudiantes en la universidad, cuando hablamos de las redes sociales: Lo que […]




Durante estos días, algunos textos o notas de voz que se han enviado por “Whatsapp” o “Whassap”, que recogen conversaciones entre personas sobre hechos que han ocurrido y que han tenido notoriedad pública, me recuerda una expresión que siempre les advierto a mis estudiantes en la universidad, cuando hablamos de las redes sociales: Lo que no puedes decir en persona, no lo digas por las redes sociales. O, dicho de otra manera, solo dí por las redes sociales, lo que eres capaz de decir en persona.

Lo anterior viene a cuenta debido a que la legislación en materia de delitos de alta tecnología ha tenido importante evolución en el país, sobre todo, con la Ley No. 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, que introdujo nuevos elementos para tipificar las violaciones a esta ley, como, por ejemplo, el envío de mensajes difamatorios o injuriosos por las redes sociales; dar “forward” o reenviar informaciones que tienen elementos que pueden ser difamación o injuria. Incluso, la Ley 53-07 califica al cómplice como sujeto activo, pudiendo ser condenado a la misma pena que el actor principal de los hechos.

Inclusive, la ley permite que la autoridad judicial, con el auxilio del Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (DICAT), pueda investigar el origen de cualquier mensaje difamatorio.

Esto es independientemente de si el autor utiliza una cuenta anónima o nombre falsos, porque las huellas digitales dejan rastros, y por ello, los concesionarios de los servicios públicos finales de telecomunicaciones están obligados a almacenar y conservar los datos que se generan en el tráfico por Internet durante noventa días.

A propósito de lo anterior, importante es mencionar que, en Colombia, se ha desarrollado importante jurisprudencia constitucional sobre el derecho a la intimidad, al buen nombre y a la honra.

En el caso de la sentencia de la Corte Constitucional de Colombia, T-593/17, de los magistrados Carlos Bernal Pulido, Alejandro Linares Cantillo y Rocío Loaiza Milian, relacionada con la publicación en las redes sociales “Facebook” y “Whatsapp”, se fijan criterios muy interesantes sobre los límites del derecho a la libre expresión del pensamiento.

Hoy día, con la evolución del Internet, los medios no tradicionales son de igual importancia que los medios tradicionales, como la prensa, radio o TV. Un mensaje por “Whatsapp” tiene hoy extraordinaria repercusión, sino pregúnteselo a Borsonaro que ganó las elecciones de Brasil, entre otros factores, gracias a esta red social. Importante, por tanto, saber los derechos y sus límites.

Por:

Orlando Jorge Mera .

Noticias destacadas