República Digital - Indotel Anuncio

07 de mayo del 2021

Opinión

“¿Y el anillo pa’ cuando?”

Pablo McKinney. CUANDO INAUGURAR ESCUELAS NO ES NOTICIA. Recientemente, el Banco Central presentó el informe sobre la marcha de nuestra economía en el primer trimestre de 2018, y todos fueron aplausos. Y no podía ser diferente. Durante 2018, nuestra economía tendrá un crecimiento líder en Latinoamérica de 6.4% con posibilidades de llegar al 7%. Nuestro […]




Pablo McKinney.
CUANDO INAUGURAR ESCUELAS NO ES NOTICIA. Recientemente, el Banco Central presentó el informe sobre la marcha de nuestra economía en el primer trimestre de 2018, y todos fueron aplausos. Y no podía ser diferente. Durante 2018, nuestra economía tendrá un crecimiento líder en Latinoamérica de 6.4% con posibilidades de llegar al 7%. Nuestro sector de   zonas francas creció casi un 11 %, y el de la construcción un 9.3%. La inflación de enero a marzo fue de 0.55% y la interanual de 3.91. Pero hay más, el gobierno actual ha llegado al celebrado momento en el cual ya no es noticia que el presidente Medina visite una provincia e inaugure dos liceos y tres escuelas, como si comprara un dulce de leche con coco en Paya para llevar a doña Candy y las chicas. Pasa igual con los hospitales nuevos o remodelados. Hospitales con equipos “de ricos” al servicio de los más pobres, y como un rayo que no cesa va la Jornada Escolar de Tanda Extendida, la niña linda de la economía familiar por el ahorro que ella representa. Perdón por el de-morado “limpiasaquismo militante” mostrado hasta aquí, pero es que uno, entre sus defectos, no tiene el de la mezquindad. ¿Y EL ANILLO PA’ CUANDO? Hasta aquí vamos bien. Aquí están mostrados los bates de Alex Rodríguez, su potencia y buen swing, pero es inevitable que llegue la expresión exigente de la chica del Bronx, (la mismísima Jennifer López, la JLO de las tentadoras concavidades) que le ha dicho al Rodríguez, como podría decirle la sociedad dominicana al santo gobierno. Anjá, sí, muy bien... pero ¿Y el anillo pa’ cuándo?  Las buenas estadísticas de la economía y los avances alcanzados hasta la fecha deben permitir e inspirar que el Alex Rodríguez gubernamental apure el paso, enfrente pulpos, cace tiburones y someta tigres indomables e insaciables dinosaurios del dólar. Para cuándo los planes y acciones para enfrentar el problema del desempleo formal y del empleo a secas en el sector privado, sabido como se sabe que una buena parte de los “empleados” del gobierno, más que servidores del Estado son servidos por este con un cheque, en una especie de güelfear político-partidario, donde no hay partidos inocentes. ¿Y EL ANILLO PA’ CUÁNDO? A ver, cuándo comenzamos a desmontar las marrullerías y perversiones de nuestra cultura política que permea ya todos los sectores, incluidos unos que teorizan mucho, pero exigen su ración del boa, su parte del botín. Pa’ cuándo el anillo de un Pacto Fiscal (no necesariamente un aumento de impuestos) que se atreva a revisar una a una las exenciones fiscales a los príncipes del capital, por ejemplo. Pa’ cuando la labor de abaratar -para comenzar a adecentar- la práctica de la política en nuestro país. Y es que mientras para llegar a la presidencia de la República se requiera de una inversión (nunca mejor utilizado el término) nunca menor a los tres a cuatro mil millones de pesos; cuando la campaña para obtener una diputación no baje de 20 millones promedio y la del Senador jamás desciende de los 50 millones, (pesos menos, pesos más), según la provincia, entonces, es que estamos fregados, jodidos quise decir. ¡Pero, quién lo diría!  Ahora resulta que, además de tentadoramente bella, ay, la JLO es un genio de la política, una Sartori con bragas, pues ha exigido al portentoso Sr. Rodríguez lo que el pueblo dominicano debe exigirle YA a los principales de la política y el capital, a las 10 familias, a Danilo, Leonel, Luis, y a Hipólito:  Anjá... “Y el anillo, pa’ cuando”. UNA MORADA ADVERTENCIA: Sólo “en la dulce batalla de los cuerpos”, eso de bajar es mejor que subir pero jamás en la política. Los joyeros de Baní son excelentes. Visiten la Joyería Bethancourt, digan que van de parte de los hijos de las profesoras Antonia Bucarelly, Yocasta Oviedo y Yolanda Ortiz, y el descuento está asegurado.

Noticias destacadas