República Digital - Indotel Anuncio

17 de abril del 2021

Deportes

Zidane vuelve a ser un héroe

Vilipendiado en diciembre tras quedar muy retrasado en la Liga y aún más en enero cuando el Leganés les eliminó en el Bernabeu en la Copa, Zinedine Zidane vuelve a ser un héroe. El entrenador del Real Madrid ha recuperado la gracia para muchos aficionados blancos y periodistas. El equipo superó con mucha autoridad al París Saint Germain en […]




Vilipendiado en diciembre tras quedar muy retrasado en la Liga y aún más en enero cuando el Leganés les eliminó en el Bernabeu en la Copa, Zinedine Zidane vuelve a ser un héroe. El entrenador del Real Madrid ha recuperado la gracia para muchos aficionados blancos y periodistas. El equipo superó con mucha autoridad al París Saint Germain en la Champions League y se metió en los cuartos de final dando sensación de que volverán a pelear por el título continental que ya ganaron los dos últimos años. El muchas veces tildado como simple gestor de grupos, el Zidane caricaturizado como postrado a sus estrellas desaparece. Al menos hasta que llegue otro batacazo serio. Pese a los muchos títulos ganados estos últimos años, siempre ha tenido el cartel de discreto en el aspecto táctico. Eran campeones por la calidad de la plantilla y los goles de Cristiano Ronaldo más que por otra cosa.
Zidane ha hecho un gran trabajo psicológico con la plantilla y ahora ninguno se queja en voz alta
Discreto como es Zidane fuera del campo y comedido en las ruedas de prensa, no sale al paso de dimes y diretes. Actúa dentro. Cuentan que el preparador francés lleva unas semanas en las que deja a los jugadores solos unos minutos en el vestuario en el descanso de algunos partidos. Que hablen entre ellos y se reprochen cosas como siempre pasa en cualquier equipo si hay algún problema en el campo. Luego entra él y da algunas indicaciones tácticas concretas y apela al orgullo del equipo y del escudo. Funcionó en el campo del Betis y contra el PSG en la ida, cuando al descanso el marcador no estaba claro. Acabaron ganando ambos encuentros con contundencia. Zidane se limita por tanto a entrenar y a manejar el grupo con el aval que le da haberlo ganado todo en su día como futbolista y ser durante unos años el mejor del mundo. No es histriónico ni con la plantilla ni ante los medios y eso sus jugadores se lo agradecen.
Zidane junto al césped en el Parque de los Príncipes en el encuentro disputado frente al PSG© Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Zidane junto al césped en el Parque de los Príncipes en el encuentro disputado frente al PSG Zidane junto al césped en el Parque de los Príncipes en el encuentro disputado frente al PSG(Yoan Valat / EFE)
En un vestuario siempre hay agraviados, pero en este Madrid no hay ahora nadie que se queje en voz alta. Los que lo hacían, James y Morata, ya no están por mucho que fueran capitales la pasada temporada. Zidane defendía que Asensio y Lucas Vázquez le valían y ambos han sido de los mejores en la eliminatoria contra el PSG. Los días más duros del entrenador francés estos últimos meses, tras la eliminación en la Copa, quedan olvidados. La derrota un mes antes en el Bernabeu en la Liga en vísperas de la Navidad frente al Barcelona se asumió con el lógico dolor, pero entonces el Barça estaba en un gran momento, era el líder y el Madrid no estaba fino. Pero caer contra el Leganés sí le dejó tocado. Fue esos días cuando su rostro y tono de voz delataban inseguridad y ciertas ganas de rendirse. Zidane dijo en dos ocasiones esos días que sabía que su futuro en el club pasaba por la eliminatoria contra el PSG.
El técnico es ahora más libres para gestionar la plantilla y resistir presiones internas y externas
El técnico blanco la ha superado y dando un golpe de mano inesperado: que Bale sería suplente en París se daba por hecho. Pero también lo fueron teóricos titulares como Isco, Kroos y Modric y ganaron bien sin ellos. Ahora Zidane es más libre a nivel interno y externo para gestionar la plantilla al margen de presiones y del peso específico de ciertos jugadores. Sus hombres lo saben y tienen más respeto por un entrenador que está haciendo un gran trabajo psicológico con el grupo.

Noticias destacadas